campo de amapolas

y mira ahora
el campo de amapolas en el que
las dos niñas juegan
¿saben que pisan un cementerio
de flores?
se dan la mano como si supiesen
que dentro de unos años
las educarán para darse la espalda

cada golpe recibido por sus papás
es otra mina en su cuerpo
lista para activarse cuando lleguen
al matrimonio
y aprendan a confundir el dolor
con el cuidado

así que recuerda
que cada grito que des a tu hija
será otro posible final que le de
su marido

y mira ahora
el campo de amapolas en el que
las dos niñas juegan
una está arrodillada frente al
cuerpo de su mamá
ya no juega,
solo llora

no hay manos suficientes para
separarla de la tierra
porque todas están demasiado
ocupadas

con el último partido de fútbol

con los premios de algún cantante

con la nueva moda de mujer

o con cualquier otra cosa
que no sea evitar que nuestros
cuerpos
sean el único alimento de las
amapolas

así que recuerda
que cada grito que des a tu mujer
será otro posible desgaste en las manos
de bajar a tu hija a la tierra
con el ataúd

así que recuerda
que cada golpe que soporte tu hija
es un dolor vivido en la memoria
de quienes caminamos antes
que ella

y mira ahora
el campo de amapolas
ya no hay niñas;
sólo flores y tierra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s