amor odio amor

cuando una persona se rompe
se puede escuchar el crujido
desde tu propio cuerpo

lo único que sabía de ti
es que te quedaban pocos
huesos enteros

que mordías las manzanas
sin llegar hasta el corazón

y que no sabías caminar
sino era por fuera de las
vías

no había nada que nos uniera;
sin embargo terminé incrustada
entre tus arterias
y entre tu corazón

y entre el vaivén de querernos
y procurar olvidarnos
nos hicimos el amor tantas veces
que ya no supe si era una guerra
o una vuelta a casa

no sé que será de ti
pero espero que por tus roturas
sigan enredándose las flores
y que aprendas a cuidarlas
con cariño

y que de cruzarnos y fingir
silencio
descubras que por ti dibujé
enredaderas en mi puerta
y coloqué macetas en mi
ventana

que a todos los días les llamaba
primavera cada vez que tú
pasabas

que odié cada segundo
que abandonaste mi casa

Anuncios

carta en botella


que envuelves los días
con la luz del mar
para que mis ojos solo
conozcan la calma

que embarcas besos
en botellas de cristal
para que mi sed
se sacie con tu boca

que haces de cada día
un motivo que celebranos

tú;

en tiempo futuro

ojalá ser de esas personas
que no viven en tiempo futuro
sino que se dejan acariciar
por el presente

ojalá ser
ser como tú cuando te recojo
tras un orgasmo y la vida
se me torna ligera
por un segundo

¿cómo puede ocurrir
que algo tan fugaz
sea eterno en un suspiro?

ojalá llegues a comprender
la falta que me haces

como si el andar se me
hiciera solitario sin tu mano
sosteniendo la mía
sin tus ojitos correteando
por mi cuerpo
y tu desnudez rendida
en mi cama

ahora nos toca soñarnos
sin tocarnos más que
con el deseo de que nada
cambiara con el tiempo

y de que, si otros saben,
pudiéramos continuar
de la mano un trecho
más
sin miedo a que nos
hicieran tropezar
o cambiar la ruta

de que, incluso si otros saben,
pudiera decir que contigo
la primavera se me pasea
por los ojos aún en el invierno
más frío
que por ti arriesgaría mis días
futuros por mantenernos hoy
en este eterno segundo

decirte que contigo cada nombre
me suena a muerte
si no es el tuyo el que rima con
mi boca

naufragio

se me caen los sueños
como a ti se te vuela la pena
por los ojos

¿y ahora qué haremos con nuestras
manos
si ya no están ocupadas construyendo
este recuerdo?

¿cómo me mantendré entera si ya
no están esos brazos para unirme
en tu pecho?

qué fácil hubiera sido dejarnos vencer
cuando aún conservábamos los corazones bajo la cordura inquieta
del silencio

ahora que solo hay ruido
me cuesta discernir mi paso de tu camino
y mi mirada de tu mar

lamento este desastre;
pero yo no supe hacerlo mejor
y tú acaso te enteraste de lo que significa la memoria de un marinero
hasta que no te quedó más remedio que atracar